Leonardo no tiene frío

Michael Keaton tampoco tuvo frío cuando le arropó Iñárritu