La guerra de las mujeres de sus hombres

La mujer espera mientras el hombre salva el mundo: por Akhmatova y Duras