La vie en rose

O cómo Eduardo Casanova hizo un valiente y sensible retrato de un “freak show” brutalmente cercano

Anuncios