“La poesía joven está de moda”

Entrevistamos a Miguel Bis, poeta joven, despeinado pero resuelto, que a fuerza de viajar mucho en Metro, ha terminado escribiendo un libro. Miguel Bis narra su juego amoroso y le dedica sus versos a las mujeres de su vida, entre ellas, Madrid.

Miguel Bis estará presentando su libro “Si hay que ponerle un nombre, que sea el tuyo” en el bar Aleatorio este sábado 18 a las 21h, y nos invita a conversar con sus versos y sorprendernos porque la poesía puede estar hecha de algo tan reconocible como las palabrotas, ¿o es que acaso no son parte de nuestra rutina? Formando parte de una posible actual-futura generación literaria, Miguel Bis nos habla de qué se cuece en el mundo de “llegar, apuntarse y recitar”.

miguelbis
Miguel presenta su libro este sábado a las 21h.

¿Cuándo empezaste a escribir?

Empecé hace alrededor de dos años porque empecé a ir al Aleatorio con motivo de que estábamos creando una revista digital de poesía. Un día me preguntaron si escribía y dije que no y esa misma noche escribí mi primer poema. Yo escribía antes, cuando era más joven, pero gracias a Dios son cosas que no verán la luz.

Eso ya se verá. (Me pongo a investigarlo, los trapos sucios siempre son útiles cuando uno se hace famoso.) ¿Cuánta influencia tiene el Aleatorio en tu poesía?

Muchísima. El Aleatorio es fundamental en mi poesía. Se estructura va con el estilo que se da en el Aleatorio, un estilo que busca romper con que la poesía es algo cerrado.

El Aleatorio es un bar de Malasaña donde poetas de todos los colores, edades y ocupaciones se reúnen con un propósito común: recitar y escuchar poesía, o lo que algunos ni siquiera considerarían poesía. Los miércoles es el día de micro abierto (a todas las posibilidades).

¿Cómo defines tu poesía?

Pregunta difícil… yo diría que es una poesía muy simple, muy directa, en casi todos los poemas sabes de lo que estoy hablando, no uso artificios o grandes metáforas que confundan al lector, sino que lo que lees es lo que hay. Centrada principalmente en el amor o el desamor, pero algunos también tienen un toque de rebelión. Mi poesía tiene un uso un poco sorprendente de las palabrotas.

¿Cuál es tu política respecto a las palabrotas en poesía?

A mí me gustan, creo que le dan sonoridad y fuerza al mensaje. No tenemos que estar cohibidos a utilizar palabrotas; decían que quien las utiliza tiene un lenguaje más pobre, pero yo opino lo contrario.

¿Crees que la hace más coloquial, más asequible?

Sí; antes de empezar a escribir, uno de los poetas a los que entrevisté me dijo que teníamos que olvidarnos de que la poesía está basada en las típicas normas que nos enseñaban en el colegio. La poesía es algo completamente distinto.

¿Qué es para ti la poesía?

Es expresar lo que sientes, lo que ves, lo que piensas, lo que crees. Es hacer llegar a la gente lo que uno siente o piensa de una forma bonita, o no.

¿Crees que lugares de encuentro de poetas como el Aleatorio, pero como fueron también muchos otros bares literarios en los que se reunían importantes generaciones de nuestra literatura, motivan a la creación?

Yo creo que hay dos cosas que fluyen en estos sitios. Por un lado es un sitio que te anima a escribir porque te invita a leer. A todo el mundo le gusta que su trabajo se visible y reconocido, estos sitios te ofrecen un público. Y por otro lado, es un sitio de encuentro con otras personas que tienen las mimas ambiciones artísticas que tú. Esto hace que no te sientas tan raro al escribir poesía en el año 2017 y además te permite ver qué es lo que escribe el resto, tomar ideas, dejarte influir por estilos. Cuando sales de allí, sales con ganas de escribir poesía.

¿Cómo ves la situación de la poesía joven en España?

Yo creo que la poesía joven está ahora de moda, la palabra es moda. Digo esto porque hay muy buenos poetas pero los que más están triunfando son una moda. Las editoriales se fijan en cifras de seguidores en redes sociales para captarlos, porque es lo que va a vender. Lo más importantes es que sí hay poetas buenos que a lo mejor no son los más conocidos.

¿Crees que podrías estar formando parte de una nueva generación literaria?

Me lo he planteado muchas veces. A lo mejor se habla de nosotros, “pues había unos poetas que se juntaban allá por el año 2017 en un bar a recitar poesía: un miércoles se juntaban 80 o 90 a leer”. Puede que sí estemos formando parte de una generación de poetas.

¿Y cuáles serían las características de esta generación?

Creo que sería una poesía muy de la calle, joven, de llegar a los sitios, apuntarte y recitar, del verso libre, de los problemas sociales, centrada en una temática anti-sistema y anti-machista, de empoderamiento de la mujer. Sería una generación luchadora.


Al norte de Gales
hay una montaña
de 1.086 metros de altura
y cuenta la leyenda
que si dos personas
pasan la noche en su cima
una, se volverá poeta,
la otra…
se volverá loca.

Snowdon,
así se llama la montaña,
seguro que te suena el nombre
porque… ¡joder!
tú y yo
debimos de escalarla todas las noches
y no bajar hasta el alba.

No te confundas,
no quiero que pienses
que estos versos torpes
me convierten a mí en el poeta
y a ti en la loca.

Seguramente será al revés
y tu forma de sonreír,
tus bostezos en el sofá,
tu peculiar forma de mirar,
hagan de ti la auténtica poesía.
Y esta afición mía
por juntar palabras,
por buscar respuestas
en forma de verso
a las preguntas que nunca me has hecho
sea la verdadera locura.

Pero si tú me lo pidieras
construiría una casa
en lo alto de esa montaña
y dormiría todas las noches a tu lado
hasta perder la cabeza
con tu poesía.

-Miguel Bis



¿Qué tiene Madrid que te cautiva para que salga tanto en tus poemas?

Yo soy de Madrid, eso influye. Conoces los recovecos y la vida de Madrid. Mucha gente me dice “es que se te nota que estás enamorado de Madrid” y en parte es verdad. Siento que Madrid me da unas posibilidades que no encontraría en ningún otro lugar. Los transportes públicos son uno de los sitios donde más he escrito poemas, quizá por todo esto Madrid aparece como un eje que ordena este poemario.

Dicen por ahí las malas lenguas que tus poemas de amor están dirigidos a distintas mujeres. ¿Es esto cierto? ¿Están dirigidos a Madrid como hacía Silvio Rodríguez con Cuba? Lo sé, es una pregunta un poco SuperPopera, pero de vez en cuando también necesitamos salseo.

Es una pregunta interesante (ríe). La gran mayoría de mis poemas van dirigidos a personas concretas, a mujeres concretas. Debo puntualizar que muchas veces el poema comienza con una idea que ha inspirado una mujer pero luego cambia, tiro de imaginación. También hay un par de poemas dedicados a Madrid, como “Madrid no duerme”.

¿Qué significa el título del poemario?

Le di muchas vueltas. Al principio iba a llamarse “Razón de ser”, pero lo descarté.

¿Por qué?

Porque mis títulos van siempre dedicados a una persona y no lo reflejaba. Pasé por otras ideas como la de Snowdon, el nombre de la montaña de uno de mis poemas, pero tampoco me convenció y llegó un día que tenía que ponerle un nombre así que decidí que “si había que ponerle un nombre… que fuera el suyo”.

¿El de quién?

El de una persona que ahora mismo es muy importante para mi. No doy nombres (ríe).

¿Cuáles son tus influencias literarias?

Pues una vez me dijeron que era un viejo por mi escritor de referencia principal, que es Gustafo Adolfo Bécquer, me decían que adónde iba yo escribiendo lo que escribía y leyendo a Bécquer y siempre me he dicho que ojalá algún día pudiese escribir algo similar a lo que escribía. Más actual estaría Benedeti, yo creo que somos una generación muy marcada por este autor. Y más cercano nombraré a Cárlos Sálem.

El sábado presentas tu primer libro en el Aleatorio, ¿estás nervioso?

La verdad es que sí. Yo he leído muchas veces en el Aleatorio, pero no es lo mismo leer con gente que va allí a escuchar poesía, que no sabe quién eres, que no entiende a quién van dirigidos tus poemas… pero los de la presentación son gente que va a verme a mí, gente que yo conozco, que pueden pillar los significados de los poemas; quién sabe si les gusta la poesía o no. Eso siempre pone un poco nervioso.

¿Por qué te preocupa tanto que entiendan el significado de tus poemas? ¿Algo que ocultar?

Bueno… (ríe). Como he comentado antes, este libro lleva en proceso dos años, dos años en los que he pasado por diferentes situaciones sentimentales que han estado relacionados con una persona en concreto. Y en el último poema del libro hago un repaso a mi vida sentimental a grandes rasgos, lo que me ha parecido más importante de cada una de estas personas, entonces tengo el dilema de leerlo o no.

¿Porque las personas aludidas estarán en la presentación?

Sí, no todas pero sí algunas. Veremos a ver (ríe).

(Cómo nos pierde el juego.)

Espero que todo el mundo al que le guste la poesía o quiera conocer lo que hago venga al Aleatorio el sábado 18, este sábado a las 21h, y si alguien no puede venir pero le interesa igualmente, que me siga en Twitter: @miguelrodribis.

¿Estás seguro que quieres invitar a todos los lectores de PAPERBOX? Porque lo mismo no caben en el bar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s