Carcajada de rabiosa actualidad

Crítica de ‘Crónicas Marianas’ y Entrevista a Chemari Bello, codirector, coproductor y cocreador de la obra, junto con César Belda.

El político está tan cerca de ti que podrás comprobar que es una persona. Si la culpa de todo es del cargo… de conciencia.

8248cf1e-a142-4b5b-a25e-81803dacb446

Crónicas Marianas es una comedia irreverente, mordaz, implacable y eficaz en el sentido más cómico de la palabra, una comedia bien informada, al tanto de los últimos acontecimientos y de los asuntos que más preocupan al pueblo llano: quiénes son estos señores que dicen representarnos.

“Lo que queríamos hacer era una comedia con personajes políticos en la que pusiésemos en solfa cuál es su comportamiento, en general todos operan de manera parecida. Queríamos hacer reflexionar al espectador.”

Basada en la estructura de ‘Cuento de Navidad’, una voz misteriosa se dirige directamente a (un tal) Mariano. Es el elegido para experimentar el juicio de los fantasmas de su pasado, presente y futuro, un enfrentamiento en el que se pondrá en duda su integridad, su buen juicio, sus actos e intenciones e incluso su sexualidad.

8d6f3692-b42d-41c5-8b97-b3e10a16fc88

“Todo surge de que una de las piezas centrales, la de Pablo y Mariano. La escribimos pero a ellos no les encajó porque decían que era un tema político. No, no es un tema político, nunca hablamos de política en la obra, lo que hacemos es reírnos de los personajes o con los personajes, no de la política.”

Así de claro lo deja Chemari Bello. Y es cierto que reírte de los personajes es la actividad que te mantendrá ocupado durante los 90 minutos en los que Javier Navares y Sam Gómez se pondrán máscaras tan realistas y al mismo tiempo tan esperpénticas que dudarás de dónde te encuentras.

Cómo decía la revista satírica, ‘La Codorniz’: “El humor más audaz para el lector más inteligente”.

df4324b5-96ca-49ba-90ac-06a118e34fed

La escenografía invita a construir. La ruptura, la transgresión, el minimalismo, todo se basa en el principio de crear más con menos, y es que no hay mucho de donde sacar…

“Qué bonito es el teatro moderno y qué barato”   -Javier Navares (o Mariano).

Sorprendente aprovechamiento de los recursos. La música y la iluminación construyen, guían y enriquecen la escena de manera que se transforman de un complemento en indispensables. Un cuadrado de luz formando un ascensor, una voz que da rienda suelta a la imaginación o las irónicas y geniales canciones que poseen a los personajes son una prueba de la maestría de dicha técnica.

Metateatralidad, juego y efectos de sonido. La cercanía que ofrece la cueva de Off de la Latina ayuda a bajar a los políticos de su pedestal y de sentir en ambos sentidos el disfrute de los que allí moran durante hora y media.

“El objetivo de la obra es pasárselo bien. Que cada uno vea como quiera la política, que cada uno vote y haga lo que le de la gana, pero sí que piensen que los que tenemos el poder somos nosotros, no los políticos.”

Lo que consigue ‘Crónicas Marianas’ es sacar a los políticos de contexto y Hemos meterlos en situaciones muy alejadas de su realidad. Las referencias cinematográficas, teatrales o literarias, sin contar, por supuesto, los guiños a la más efervescente actualidad, son tan ricas y numerosas que la obra se convertirá en un juego para el espectador más ávido. Reconocerás entre bambalinas a Woody Allen, Forrest Gump o Les Luthiers, entre muchos otros.

Si el mensaje para los espectadores es votar con conocimiento de causa, el que va dirigido a los políticos es para Chemari Bello mucho más rotundo y claro:

“Que no nos traten como a tontos, porque somos todos adultos, y sobre todo que no sean tan hipócritas. Creo que lo que peor tragamos toda la ciudadanía es la hipocresía y no nos la merecemos, por lo menos necesitamos honradez y honestidad.”

Todos los políticos están invitados a venir a Off de la Latina y disfrutar de esta inocente sátira.

dc6c10fe-2d40-44fd-9b59-9fe47cd5f59e

Y no podía terminar sino con una estruendosa y absurda traca final…

“Después de haber visto tantas cosas no te esperas otras tres vueltas de campana y ahí es donde yo creo que se ve el talento de los actores que tenemos que crees que no te van a sorprender y te pegan un salto mortal más.”

Hacia este final, y sin que sirva de Spoiler, la obra cambia el tono y Mariano protagoniza una escena muy emotiva, porque somos sentimientos y tenemos seres humanos…

“Mucha gente me ha dicho que le da pena, “me entran ganas de votarle”, dicen. “Bueno, tú sabrás lo que haces”. No buscamos nada de eso, queremos hacer pensar que en el fondo, todos estos personajes son personas. Tú puedes decir por la tele lo que quieras pero al señor que tienes delante del espejo no le puedes mentir.”

y “Queremos personas, no personajes” añade Javier Navares en su actuación.

La obra está viva y en constante renovación. La parte central, la correspondiente al presente, se recicla con nuevas referencias. Los fantasmas del futuro le auguran a ‘Crónicas Marianas’ un recorrido prometedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s