El racismo es absurdo. Firmado, Los aliens

Made in Britain: sello que aporta a las series algo que no sabemos muy bien lo que es, pero que las hace especiales (y no es ese marcado acento que provoca predilección y repulsa a partes iguales).

Algunos de los productores y guionistas que sacaron adelante ‘Misfits’ se han juntado ahora para dar vida a ‘The Aliens‘, un producto de e4 cuya segunda temporada está por confirmar (todo apunta a que se hará el milagro) y que recupera la originalidad y el basto pero perspicaz humor de la primera.

‘The Aliens’ no tiene un reparto coral tan soberbio como el de ‘Misfits’, sino que parte de un protagonista que hace las veces de comic relief y de adorable puppy y que se rodea de personajes con temperamentos y objetivos muy bien delineados. Entre todos equilibran una caótica balanza, que recorren de un lado a otro sin dejar de meterse en problemas y avanzando hacia diversos fines comunes.

tumblr_o402pfsmov1qdhizao2_500
Lewis en ‘The Aliens’ 1×01 (Fuente: khylinrhambo@tumblr).

No me demoro más en comentar ese algo particular que nos ocupa: una premisa metafóricamente brillante. e4 se mantiene fiel a esa creatividad que caracteriza a cada una de sus propuestas: los aliens aterrizaron en nuestro planeta hace cuarenta años y los humanos los tienen confinados en Troy, ciudadela rodeada por altos muros, de la que pueden salir y entrar pasando por un puesto de control, donde trabaja Lewis.

Los aliens son iguales a los humanos. No existen diferencias físicas ni psíquicas entre ellos, salvo un pequeño detalle: su pelo puede fumarse y producir efectos semejantes a los de la marihuana. Esto resulta en un mercado negro controlado por un alien tirano e intercambios ilegales entre aliens proveedores y humanos yonquis.

Es una nimia diferencia que representa la realidad en forma de caricatura: debido a un rasgo “anatómico”, inherente a ellos, los aliens son imprescindibles para los humanos, al igual que lo son los países subdesarrollados para aquellos que explotan sus recursos, como el petróleo y la mano de obra barata, mientras permiten que continúen sus problemas internos, mirando hacia otro lado.

En ‘The Aliens’ nunca se hace alusión a diferencias raciales, lo cual certifica que el “racismo” se produce unidireccionalmente de humanos a aliens, siendo su sangre lo único que evita una total paridad, y no el color de la piel o cualquier otro atributo físico. La sangre: algo invisible que le debe su relevancia a ancestrales imposiciones sociales.

Los aliens, encerrados y al borde de la revolución, representan a numerosos colectivos (los refugiados sirios, sin ir más lejos) ignorados cuando necesitan ayuda, pero invadidos cuando se puede sacar provecho de ellos.

Lo ilógico de la discriminación que simboliza (y desarrolla) la serie se acentúa a medida que se introducen conflictos como el mestizaje o el amor, que contribuyen a que algunos personajes se percaten del sinsentido.

tumblr_o5dj29i9er1qb4ncso1_500
Lilyhot y Lewis en ‘The Aliens’ 1×05 (Fuente: pinksman@tumblr).

El contexto es muy interesante, sí, pero hay un problema: también lo es todo lo demás. Divertida, agitada y respetuosa con la naturaleza de cada personaje, ‘The Aliens’ deja no cabos sin atar, sino promesas de ahondar en el abanico de temas que despliega durante la primera temporada.

Desde aquí, rezo a la diosa de la renovación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s