Por qué deberías odiar a Renoir

Si Pierre Auguste Renoir, consagrado como uno de los pintores impresionistas más importantes del mundo, levantara la cabeza probablemente se preguntaría ¿Por qué a mí?.

Y es que el nivel de haters que ha conseguido es visiblemente mayor al de sus colegas de profesión.

La belleza sensual que retrata Renoir y la joie de vivre que plasma en sus cuadros no le convierten en un personaje especialmente controvertido, pues al contrario que Goya (por ejemplo), Renoir deja atrás la denuncia social y alaba esa parte banal y caprichosa que todos tenemos, esa que admiramos e intentamos repetir hasta la saciedad en Instagram.

Sin embargo, el movimiento Renoir sucks at painting” cuenta ya con 10,700 seguidores en Instagram, además de haber promovido eventos en carne y hueso como la concentración del Boston Museum of Fine Arts.

 

Captura de pantalla 2016-03-29 a la(s) 16.12.14.png
Fuente: Instagram

 

Todo comenzó con Max Geller, un estudiante de derecho de la universidad Northeastern (Boston) que inició una petición en el sitio web de la Casa Blanca pidiendo eliminar todas las pinturas de Renoir de la National Gallery de Washington DC.

La petición fue archivada por falta de apoyo, pero el movimiento creció desmesuradamente, expandiéndose alrededor del mundo.

 

Max Geller opina que la gente ha aceptado a Renoir únicamente por su presencia en los museos, pero que es un artista increíblemente sobrevalorado. Critica mucho su uso del color y de las formas, argumentando que elimina la belleza de la realidad y que no sabe dibujar.

Sin embargo, admira a otros impresionistas como Monet o Degas los cuales según él sí que transmiten la belleza en sus cuadros.

renoir3
Fuente: Instagram

 

Llegados a éste punto muchas dudas surgen con respecto al criterio de este grupo de gente.

Renoir ha demostrado ser un magnífico pintor para muchos ¿Pero 10,700 personas se equivocan?

Cada día elegimos qué equipo de fútbol nos gusta más, valoramos cada película que vemos y quebramos los sesos de productores musicales siguiendo una playlist u otra. Sin embargo, en el mundo del arte pictórico no nos mojamos, nos sentimos impotentes a la hora de evaluar a un artista u obra.

La línea entre lo que es (o lo que debe ser) el arte es cada vez más fina, y rechazando los cánones heredados del pasado podemos conseguir que éste arte se adapte al presente y a los valores de la sociedad que ahora conformamos.

La inclusión en los museos de Hilma af Klint, mujer ya considerada por muchos críticos como pionera en el arte abstracto, demuestra que las teorías del arte pueden ser flexibles.

 

hilma af klint.png
Fuente: joseluisabrain.blogspot.com.es

 

No debemos tener miedo a decir qué nos parece arte y qué no, ni qué artistas queremos que se exhiban en los museos o cuáles queremos que sean retirados.

Consciente o inconscientemente éste odio desenfrenado hacia Renoir se ha convertido en un increíble trabajo de arte conceptual que pretende que el arte tenga la misma implantación social que el fútbol por ejemplo, para que todos seamos libres de opinar… y de odiar.

Y para que el pobre Pierre Auguste no se convierta en un hater de Paperbox, aquí os dejamos con un caramelito suyo:

renoir4
Fuente: Instagram

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s