The Sandwich Girl

¿Qué sería un recreo sin algo que comer? ¿Cómo vivir siendo el único sin merienda?

En el colegio el status quo se medía por lo guay de tu fiambrera, sus colores, forma y claro, su suculento contenido. Ir un día sin nada era motivo de drama y dolor estomacal, un ‘Cariño, no te olvides del sandwich’ podía sin duda marcar la diferencia y evitar futuros quebraderos de cabeza.

Molly Goddard recoge este sentimiento en su propuesta S/S 2016  en vestidos de gasa que en superposición recrean a esa niña que enfrentaba la primaria a golpe de mochila. A cada juego le corresponde un largo que crece en forma de volantes que piden una mayor movilidad fuera de ataduras. Colores pastel y ácidos se entremezclan para dar contraste en cuadros escoceses reunidos en la estética más kitsch. No importa mancharse ni ser señalados.

Ella es ahora una niña que ha crecido y que encuentra en el romanticismo de sus recuerdos la mujer que es ahora.

 

2911471736

13
(Fotos: Molly Goddard)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s