Oda al periodismo de investigación

Los Premios Óscar están a la vuelta de la esquina (concretamente, se celebran durante nuestra madrugada del 28 de febrero) y, aunque parezca mentira, no todo es hacer planes de celebración en torno a Leo y su ansiada estatuilla.

No, tampoco esquivar icebergs y “Ladies Gagas” en Leo’s Red Carpet Rampage. 

Este año no se está hablando de obras maestras, ni de filmes que tengan un hueco especial en los anales de la historia, como sí ocurrió con ‘Boyhood’, ‘Birdman’ o ‘Gravity’ en pasadas ediciones.

Sin embargo, hay dos opciones que poco a poco se sitúan a la cabeza de la 88ª edición de los Premios de la Academia (sin desvirtuar a las demás opciones).

El mundo cinéfilo se está dividiendo en ‘Team Spotlight’ y ‘Team Revenant’, y eso es así.

FIGHT.jpg
Montaje: PAPERBOX mag

 

Parece que esta edición va de romper maldiciones, pues a la de Leo (que de sobra conocemos, y si no ya nos lo están recordando sus memes)  se suma la maldición que gira en torno a las “películas de periodistas” en los Oscars.

Los ejemplos no faltan: ‘Truman Capote’, ‘Buenas noches y buena suerte’o ‘Todos los hombres del presidente’, entre otras, son películas que “destapan la verdad” sobre el oficio periodístico, que han sido nominadas al Óscar pero que no se han hecho con el premio a la Mejor Película.

¿Será ‘Spotlight’ la que rompa la maldición?

spot gif
Fuente: blisstopic.com

‘Spotlight’ recoge una historia real: la labor de investigación que le valió el Premio Pulitzer en 2003 a un grupo de periodistas de The Boston Globe por una serie de reportajes en torno a los abusos sexuales sistemáticos a menores de  la Iglesia Católica en Boston. Esta labor de investigación llevó a destapar no sólo más casos en los EEUU sino también por todo el mundo.

La cinta de Thomas McCarthy retrata y “arroja luz” sobre un caso  polémico, duro y real. Sin duda, es una apuesta valiente. ‘Spotlight’ capta en cada fotograma la esencia del oficio periodístico sin ahondar en el morbo que suscita el tema del que se investiga.

spot
Fuente: azteca7.com

Es por ello por lo que la película parece a ratos más un documental que un relato. La trama envuelve al espectador en el proceso de investigación en todas sus fases y torna la historia en un acto épico pero real, sin aderezar ni edulcorar: periodismo en estado puro. 

Podría decirse que ese es el mayor logro de ‘Spotlight’: hacer del caso “una historia de periodistas y no una historia de pederastas”.  Convertir un caso periodístico (que por sí mismo ya fue una hazaña) en una oda al periodismo de investigación. El cine puede ser el vehículo de la verdad, y eso lo demuestra ‘Spotlight’.

Quizá sea difícil destacar algo más de esta cinta, pero no por falta de calidad, sino porque todos los elementos que constituyen esta película encajan a la perfección como engranajes que hacen funcionar el relato.

spoty
Fuente: azteca7.com

Un texto que le ha valido la nominación a sus guionistas Josh Singer y Tom McCarthy, junto a un elenco comprometido (del que puede destacarse al nominado Mark Ruffalo) rebosan una calidad discreta, que no llama la atención a voces porque saben que ellos no son los protagonistas, sino ‘Spotlight’.

‘Spotlight’ emplea el montaje invisible (que te envuelve de tal manera que hace casi imposible salir de la trama) como herramienta para elevar su contenido al primer término. Cine al servicio de una historia. Cine al servicio del periodismo. Cine al servicio de la verdad. 

Sacando un pero, este empleo de una estructura clásica, de narrativa lineal, montaje invisible y centrado en el diálogo, puede aburrir a quienes la historia no acabe de despertar su interés (y, por qué no, su amor) por el periodismo. Una película que se basa en la concatenación de datos, informaciones y conversaciones puede sumir al espectador pasivo en un mar de dudas.

spot2
Fuente: cineguru.com

Sí, es una película “de las de estar atento” pero eso, precisamente, es lo que la convierte en un retrato sincero del periodismo de investigación.

Ya se ha hecho con varios reconocimientos: entre ellos el Premio Brian y el Ratón de Plata en el Festival de Venecia, el BAFTA al mejor guión original y el Premio del Sindicato de Actores al mejor reparto. También ha sido alabado por la crítica (mejor película, mejor reparto y  mejor guión original en los Premios de la Crítica Cinematográfica).

cca
Fuente: hollywoodreporter.com

Esto le ha hecho escalar posiciones hacia el Óscar pero, ¿lo logrará?

Puede que no sea una gran obra de arte, que no rompa esquemas, que no se haga a golpes un hueco en los anales de la historia.  Sin embargo, ese sutil arte de elevar el periodismo a acto heroico, de recuperar un oficio digno desde sus (casi) cenizas nos hacen pensar que quizá haya llegado el momento de darle, por fin, el Óscar al periodismo. 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s